cabecera Página de FacebookEmail de Biogeografia
youtubegoogleplus
a
La tierra es insultada, y ofrece sus flores como respuesta (Rabindranath Tagore)
inicio
informacion

arte

google

WWW biogeografia

- Bibliografía
- Documentales
- Cine ecológico
- Revistas
- Páginas web
- Fotografía aérea
- Imágenes de satélite
- Cartografía
- Sist. de Inform. Geográfica
- Servidores WMS
 
espacios naturales
Picos de Europa desde Caín (León)
a

publicidad

Canal de YouTube

sciences of the ground

 
flores
 
Licencia de Creative Commons

 

TEMA 10.

GEOBOTÁNICA

 

10.7.3. BOSQUES CANARIOS

 

Laurisilva:


La laurisilva es una formación vegetal de gran valor ecológico puesto que es un bosque relicto del Terciario, es genuinamente subtropical, y porque tiene características de los bosques tropicales, mediterráneos y templados. Es una formación vegetal de hoja perenne (pero debido a la estabilidad del clima, la interrupción de la actividad de los árboles es casi imperceptible), y es un bosque con un gran variedad de especies y con un elevado número de endemismos (Arozena, 1987).

Se desarrolla en lugares con temperaturas suaves durante todo el año, con una humedad alta y constante, con precipitaciones verticales y horizontales muy abundantes, en donde no hay una estación seca excesivamente definida, y preferiblemente sobre suelos volcánicos ricos, generalmente andosoles (Arozena, 1987). Generalmente la laurisilva aparece en el norte de las islas, en las áreas de barlovento afectadas por la acción del mar de nubes que traen los vientos alisios, en las partes de sotavento, sólo se desarrollan en áreas donde la topografía o el perfil de las montañas permiten el paso del mar de nubes (Arozena, 1987; Rubio, 1989).

Los bosques de laurisilva suelen ser densos y en ellos, no hay ninguna especie que domine la formación. En la laurisilva el bosque es pluriespecífico y en él aparece una gran variedad de especies arbóreas, a veces, más de veinte, muchas lauráceas, pero también mirsináceas, aquifoliáceas, ramnáceas, oleáceas, rosáceas, ericáceas... (Arozena, 1987; Rubio 1989). Pero a pesar de esta variedad, el bosque puede parecer en cierta medida uniforme, puesto que existe una cierta homogeneidad morfológica entre todas las especies, por ejemplo, las hojas suelen ser como el laurel (de ahí el nombre de la formación), son hojas anchas, fuertes, de tamaño medio o grande, generalmente lanceoladas, ovaladas, con una haz muy lustroso, coriáceas, persistentes.... (Arozena, 1987; Rubio 1989).

Un bosque de laurisilva en estado óptimo se caracteriza por ser una formación siempreverde, con un estrato arbóreo cerrado y denso, de unos 20 metros de altura y muy rico en especies; un sotobosque pobre, debido a la falta de luz, en donde dominan los helechos; y un estrato inferior con muchos musgos y líquenes que crecen aprovechando la humedad ambiental y las nieblas de la zona.

Es difícil encontrar bosques de laurisilva en un buen estado de conservación porque históricamente han sido muy atacados por el ser humano que ha explotado excesivamente su madera, ha construido en su espacio y ha transformado su territorio para instalar cultivos y pastos, y plantar especies exóticas (Ceballos y Ortuño, 1951; Arozena, 1987; Rubio 1989). En Gran Canaria, por ejemplo, queda en la actualidad menos del 1% del antiguo bosque de Doramas (Arozena, 1987). Afortunadamente la laurisilva tiene una gran capacidad para regenerarse y el ser humano que cada día es más consciente del valor de esta formación (Arozena, 1987).

Actualmente los bosques de laurisilva mejor conservados de las islas Canarias se encuentran en Gran Canaria, en Tenerife y en La Gomera. Concretamente en el Parque Nacional de Garajonay, en La Gomera, se sitúa el bosque de laurisilva más extenso y mejor conservado (Arozena, 1987).

Algunos autores como Mª Eugenia Arozena (1987) o José M. Rubio Recio (1989) opinan que la formación arbustiva de fayales y brezales (formada por la faya de hojas lauroides y el brezo de hojas ericoides) que suele situarse por encima de la laurisilva (a unos 1.200 o 1.400 metros de altitud), es una versión degradada por la altitud y por la sequedad, de la propia laurisilva.

Estratos

Especies

Árboles

Loro (Laurus canariensis), viñátigo (Persea indica), barbusano (Apollonias barbujana), til (Ocotea foetens), acebiño (Ilex canariensis), sanguino (Rhamnus glandulosa), aderno (Aberdenia bahamaensis), marmolán (Pleiomeris canariensis), palo blanco (Picconia excelsa), naranjo salvaje (Ilex platyphylla), hija (Prunus lusitanica), madroño canario (Arbutus canariensis), faya o haya (Myrica faya), Ardisia bahamensis, Bencomia caudata, Visnea mocanera, Laurus azorica...

Arbustos

Dominan los helechos, aunque también aparecen: Viburnum rigidum, Pararietaria arborea, Sambucus palmensis, Salix canariensis, brezo blanco (Erica arborea), berozo o tejo (Erica scoparia), hija (Prunus lusitanica)...

Otros

Hay una gran riqueza de musgos y líquenes, y algunas epifitas lianiformes.

Principales especies de la laurisilva (Arozena, 1987; Rubio 1989).


A continuación se muestra una fotografía aérea de la laurisilva del parque nacional de Garajonay en La Gomera en donde se aprecia la heterogeneidad de la formación y la diversidad de especies.

laurisilva
Laurisilva en Garajonay, La Gomera. Fuente: Grafcan, Gobierno de Canarias (2014).
Imagen del PNOA © Instituto Geográfico Nacional de España.
 
 
 
Continúa en la siguiente página con la bibliografía del capítulo de geobotánica...
 
 
 
biogeografia.netau.net

 

  flecha página flecha  

 

Alberto Díaz San Andrés (2011-2016), última actualización: junio de 2016. www.biogeografia.netau.net (versión 4.0)