cabecera Página de FacebookEmail de Biogeografia
youtubegoogleplus
a
La tierra es insultada, y ofrece sus flores como respuesta (Rabindranath Tagore)
inicio
informacion

arte

google

WWW biogeografia

- Bibliografía
- Documentales
- Cine ecológico
- Revistas
- Páginas web
- Fotografía aérea
- Imágenes de satélite
- Cartografía
- Sist. de Inform. Geográfica
- Servidores WMS
 
espacios naturales
Picos de Europa desde Caín (León)
a

publicidad

Canal de YouTube

sciences of the ground

 
flores
 
Licencia de Creative Commons

 

TEMA 10.

GEOBOTÁNICA

 

10.7.2. BOSQUES MEDITERRÁNEOS


- Acebuche (Olea europea var. sylvestris):


Los acebuchales son bosques de olivos silvestres, acebuches, azucheras, bordizos, zambujos... es decir, bosques de Olea europaea var. sylvestris. Estos árboles se diferencian del olivo (Olea europaea), su homólogo no silvestre, principalmente por su porte arbustivo, sus hojas ovaladas y de menor tamaño, y porque su fruto, la oliva, también es de menor tamaño (wikipedia, 2014), aunque por otro lado, existen variedades híbridas entre ambas especies que son difíciles de diferenciar.

Los acebuches son árboles perennifolios que normalmente no suelen pasar de los 15 metros de altura. Los ejemplares de mayor edad suelen tener una corteza grisácea muy agrietada, con muchos nudos o retorcida. El ramaje del acebuche tiende a ser anguloso y rígido, y en él aparecen frecuentemente espinas en el final de las ramas, a diferencia del olivo, en el que no suele haber espinas (Ruiz de la Torre, 1981). Sus hojas son opuestas, pecioladas, enteras y de color verde oscuro o grisáceo en el haz, y verde plateado en el envés, debido a la capa de pelillos que lo cubre (Ruiz de la Torre, 1981; Castroviejo et al, 1986-2012). Las flores son pequeñas y tienen una corola con cuatro pétalos de color blanco. El fruto, la aceituna, es de tipo drupa, tiene forma elipsoide, su color es oscuro o negro cuando esta maduro, y contiene una gran cantidad de aceite. Generalmente, el acebuche florece entre mayo y junio, y madura sus frutos en otoño o invierno. Por último, el acebuche, es un árbol con un crecimiento muy lento, pero en cambio, muy longevo, ya que puede vivir más de cinco siglos (Ruiz de la Torre, 1981).

Puesto que el proceso de domesticación del olivo ha sido común en distintos países de todo el mundo a partir de unos primeros árboles domesticados inicialmente a lo largo de la costa del mar Mediterráneo actualmente, tanto el olivo, como su homólogo silvestre, el acebuche, tienen una amplia distribución a nivel mundial, principalmente en áreas con clima mediterráneo, y muestran una gran riqueza de subespecies, variedades, especies artificiales, locales y especies híbridas (más de 250 tan sólo en España según Castroviejo et al, 1986-2012).

De manera natural está presente en casi todas las áreas boscosas mediterráneas de la península Ibérica y en las islas Baleares, excepto en el noroeste peninsular y en las áreas de montaña. Los mejores acebuchales naturales se encuentran en el sur de la península, principalmente en Cádiz, y en la isla de Menorca, en donde existen acebuchales puros.

En la naturaleza el acebuche aparece en los claros del bosque (acompañando a la encina, y en menor proporción al alcornoque), en maquias, matorrales, sotos, laderas, roquedos, acantilados marinos.... y en diferente substratos: calcáreo, arcilloso o silíceo (Castroviejo et al, 1986-2012), aunque generalmente en suelos ricos (Ferreras et al, 1987). Vive entre los 0 y los 1.000 metros de altitud. Es una especie termófila, aguanta muy bien el calor, pero es sensible al frío, especialmente a las heladas. Aunque puede formar bosques puros, generalmente suele aparecer como especie acompañante en bosques de encinas, quejigos y alcornoques; en matorrales junto a lentiscos, mirtos, palmitos y espinos negros; o cultivado (Rubio, 1989; wikipedia, 2014).

La distribución del acebuche es muy escasa a pesar de ser una especie muy adaptada al clima mediterráneo, debido a que su espacio natural ha sido sustituido por campos de olivo o ha sido degradado. Tradicionalmente el acebuche no sólo se ha sido explotado por su fruto, sino también por sus hojas o por su madera, que es muy dura y compacta, y por lo tanto, ha sido muy empleada en ebanistería.

A continuación, se muestra una fotografía aérea del acebuchal de S'Albufera des Grau, en Menorca, en donde se aprecia el tamaño y la estructura de este pequeño bosque.

acebuchal
Acebuchal en S'Albufera des Grau, en Menorca. Fuente: Mapa forestal de España (MF50).
Imagen del PNOA © Instituto Geográfico Nacional de España.
 
 
Continúa en la siguiente página con los bosques de algarrobos...
 
 
 
biogeografia.netau.net

 

  flecha página flecha  

 

Alberto Díaz San Andrés (2011-2016), última actualización: junio de 2016. www.biogeografia.netau.net (versión 4.0)