cabecera Facebook de BiogeografíaEmail de Biogeografia
youtubegoogleplus
a
Cuando hayas cortado el último árbol, contaminado el último rio y pescado el último pez, te darás cuenta de que el dinero no se puede comer (José Martí)
inicio
informacion

arte

google

WWW biogeografia

- Bibliografía
- Documentales
- Cine ecológico
- Revistas
- Páginas web
- Fotografía aérea
- Imágenes de satélite
- Cartografía
- Sist. de Inform. Geográfica
- Servidores WMS
 
espacios naturales
Picos de Europa desde Caín (León)
a

publicidad

Canal de YouTube

sciences of the ground

 
flores
 
Licencia de Creative Commons

 

TEMA 10.

GEOBOTÁNICA

 

10.3. FORMACIONES VEGETALES


La idea de formación fue empleada por Humbolt (Ferreras, 1999; Rivas Martínez, 2005), aunque el concepto oficialmente fue introducido en geobotánica por Grisebach, en 1838, en un sentido claramente fisonómico. Posteriormente ha sido usado con significados diversos: Kerner lo utilizó como algo similar a la asociación; después, en el Congreso de Bruselas (1910), se definió como "la expresión actual de terminadas condiciones de vida" y se señaló que "se compone de asociaciones que se diferencian en la composición florística, pero coincide en primer término en las condiciones estacionales y en segundo lugar en sus formas biológicas"; Moss y la Comisión Inglesa de Vegetación propusieron que el término de formación tuviera un sentido climácico; y Clemens llamó formación-climax a "la unidad fisionómica final de serie en la sucesión" (Font Quer, 1953, Rivas Martínez, 2005).

Actualmente la formación, de acuerdo a su origen etimológico, es un concepto esencialmente fisionómico, aunque también tiene caracteres ecológicos, sociológicos, florísticos, edafológicos, corológicos y bioclimáticos (Ferreras, 1999; Rivas Martínez; Alcaraz, 2008). La definición más actual de formación la proporciona Rivas Martínez (2005) cuando dice que es "un término geobotánico que representa un conjunto de comunidades y especies vegetales propio de un amplio territorio, delimitado en primer lugar por la fisonomía resultante de la organización espacial conferida por las formas biológicas (biótipos) de las plantas predominantes, correspondientes al estadio maduro de la serie o clímax, así como por los tipos vegetacionales que aparecen debido a los fenómenos de sucesión regresiva". Definida de esta manera, el concepto de formación sigue siendo fisionómico y se relaciona con la clasificación fisionómico-ecológica de Grisebach & Rübel, los criterios sucesionistas de Clements y los conceptos de biogeocenosis y bioma (Rivas Martínez, 2005).

Dicho de otra forma, las plantas, los tipos biológicos o formas vitales, más o menos diferentes, se agrupan integrando comunidades vegetales (Alcaraz, 2008). Si en una comunidad de plantas hay una estructura uniforme, caracterizada por poseer un solo tipo de forma vital (generalmente es debido a que tiene condiciones ecológicas muy homogéneas, como los musgos del suelo o los líquenes en la rama de un árbol...) se forma una sinusia (o simorfía según Huguet del Villar). Pero, si es una comunidad vegetal de orden superior, compuesta por una o varias sinusias, y con una fisionomía homogénea se crea una comunidad vegetal llamada formación (Alcaraz, 2008).

Lo positivo del concepto de formación (o de las formaciones vegetales) es que es un término genérico y sencillo que puede ser definido al amparo de cualquier aproximación ecológica bien hecha (Rivas Martínez, 2005). Es un término muy válido cuando se trata de describir los grandes rasgos de la vegetación de un territorio extenso, y como se basa en caracteres biológicos y fisionómicos sencillos de detectar, es fácil diferenciar unas formaciones de otras, por lo que le es útil a los expertos en botánica, y accesible a la gente que no está especializada en el tema (Ferreras, 1999). También el término de formación tiene un carácter bioclimático puesto que existen formaciones vegetales muy semejantes en territorios muy alejados, en general, debido a convergencias bioclimáticas, por ejemplo el chaparral que aparece en California y en las costas del Mediterráneo, o las estepas de Mongolia y Dakota del Norte (Alcaraz, 2008). Además, la formación es un concepto muy geográfico puesto que describe una parte del paisaje y presenta unos límites (Ferreras, 1999), que son fácilmente cartografiables.

Se han propuestos muchas clasificaciones de formaciones del mundo, todas ellas, son clasificaciones fisionómicas o ecológico-fisionómicas, es decir, agrupan a los vegetales a partir fundamentalmente de su fisonomía (y su ecología), y en todas ellas la unidad base es la formación vegetal del estrato (arbóreo, arbustivo, herbáceo...) que domina la cubierta vegetal. Se consideran especies o formaciones dominantes aquellas que según Mª Eugenia Arozena (2000) "por su tamaño, estructura, importancia relativa en el conjunto o fenología, permiten el reconocimiento visual de discontinuidades espaciales en la cubierta vegetal".

Muchos autores como Grisebach (1838), Schimper y Faber (1935), Huguet del Villar, Dansereau, Gaussen (1954, 1955), Bagnouls & Gaussen (1957), Walter (1968 y 1973) y otros más han propuesto su propia clasificación de formaciones, pero las más conocidas y empleadas son las de Drude (1890), Diels (1908), Brockmann-Jerosch & Rübel (1912, 1919), Allorge y Jonet (1937), Elhäi (1968) y Ellenberg & Mueller-Dombois (1967, 1973).


Clasificación de Drude (1890)

Drude (según Rivas Martínez, 2005), en 1890, clasificó a la vegetación en función de su fisionomía espacial, en cinco grandes formaciones vegetales:

a) los bosques (subdivididos a su vez en bosques tropicales de lluvia, bosques tropicales siempreverdes con lluvias estacionales, manglares, bosques subtropicales siempreverdes y bosques de inviernos fríos);
b) las arbustedas y los matorrales;
c) los megaforbios (herbazales dominados por plantas de grandes hojas tiernas y vistosas);
d) las praderas;
y e) los briófitos y los líquenes.


Clasificación de Diels (1908)

Diels (1908) amplió la clasificación de Drude y reconoció para el conjunto de la Tierra 18 formaciones, divididas por su estructura en cuatro grupos: bosques (drymium), fruticedas (thamnium), praderas (poium) y herbazales (phorbium), y distribuidas en cuatro medios o grupos ecológicos (hydatophytia, mesophytia, hydrophytia y xerophytia).

La clasificación de Diels (según Rivas Martínez, 2005) es la siguiente:

Medio

Formaciones

Hydatophytia o medio acuático

- Thalassium: de talasófitos o de aguas marinas.
- Limnium: de limneas o de la vegetación arraigada en los suelos subacuáticos de las aguas dulces remansadas.
- Potamium: vegetación potamófila, de las aguas dulces fluyentes.

Mesophytia o medio emergido terrestre no hidrófilo

- Tropodrymium, para los bosques caducifolios de la sabana.
- Therodrymium, para los bosques caducifolios templados verdes en verano.
- Condrymium, para los bosques de coníferas aciculifolios.
- Mesothamium, para las fruticedas de hojas esclerófilas.
- Mesopoium, para los pastos de sabana.
- Mesophorbium, para las formaciones megafórbicas.

Hydrophytia o medio terrestre o semiterrestre con balance hídrico positivo o sobrante de agua

- Halodrymium, para los bosques tropicales litorales o manglares.
- Hygrodrymium, para los bosques de lluvia constante.
- Hygropoium, para las praderas higrófilas.
- Hygrophorbium, para los prados turbosos y bajas turberas planas infracuáticas.
- Hygrosphagnium, para las altas turberas de Sphagnum abombadas supracuáticas.

Xerophytia o medio terrestre de los climas secos y de suelos con balance hídrico negativo

- Xerodrymium, para los bosques secos.
- Xerothamnium, para las fruticedas secas espinosas.
- Xeropoium, para las estepas o pastos secos
- Xerophorbium, para los herbazales secos.

Clasificación de Diels (según Rivas Martínez, 2005).

 

Continúa en las siguientes páginas con las clasificaciones de Brockmann-Jerosch & Rübel (1912, 1919), Allorge y Jonet (1937), Elhäi (1968) y Ellenberg & Mueller-Dombois (1967, 1973)....

 
biogeografia.netau.net

 

  flecha página flecha  

 

Alberto Díaz San Andrés (2011-2016), última actualización: junio de 2016. www.biogeografia.netau.net (versión 4.0)