cabecera Página de FacebookEmail de Biogeografia
youtubegoogleplus
a
La tierra es insultada, y ofrece sus flores como respuesta (Rabindranath Tagore)
inicio
informacion

arte

google

WWW biogeografia

- Bibliografía
- Documentales
- Cine ecológico
- Revistas
- Páginas web
- Fotografía aérea
- Imágenes de satélite
- Cartografía
- Sist. de Inform. Geográfica
- Servidores WMS
 
espacios naturales
Picos de Europa desde Caín (León)
a

publicidad

Canal de YouTube

sciences of the ground

 
flores
 
Licencia de Creative Commons

 

TEMA 10.

GEOBOTÁNICA

 

10.7.2. BOSQUES MEDITERRÁNEOS


Pinares de pino negral o resinero (Pinus pinaster):


El pino negral o resinero (Pinus pinaster) se distribuye por la costa de Portugal, la costa del mar Cantábrico, el interior de la península Ibérica y Marruecos (principalmente en el Rif y en el Atlas Medio), la costa occidental del mar Mediterráneo, Córcega, el litoral de Argelia y Túnez... Por lo tanto, es una especie mediterránea o submediterránea que se adapta a climas templados oceánicos (Blanco et al, 1997).

En España, es posiblemente donde se encuentre el centro de origen y dispersión de la especie puesto que está presente en el sistema Ibérico, Galicia, León, el sistema Central, Valencia, Extremadura y en Andalucía (Blanco et al, 1997).

Algunos autores (como Casildo Ferreras, 1987) dividen el pino negral en dos especies o subespecies: Pinus syrtica (o Pinus pinaster subsp. atlantica), una especie de pino negral atlántico, que se distribuye en la costa del océano Atlántico, en Galicia y en Asturias, en terrenos similares al de los robles (sobretodo al Quercus robur); y Pinus mesogeensis (o Pinus pinaster subsp. mesogeensis), de aspecto mediterráneo, que suele aparecer en los pisos meso y supramediterráneo, y que ocupa los dominios teóricos de las encinas, los alcornoques y los melojos (Ferreras, 1987). Aún así, en general, la mayoría de los investigadores (como en la Flora Ibérica de Castroviejo et al, 1986-2012) defienden que sólo existe un tipo de este pino, el Pinus pinaster (Blanco, et al, 1997).

pino resinero de valle de Iruelas
Imágenes de un ejemplar de pino negro de grandes dimensiones rodeado de castaños jóvenes.
Valle de Iruelas, en El Tiemblo, Ávila. Fotografía de Alberto Díaz, 2012.

En general, el pino negral es un árbol robusto con un gran sistema de raíces (muy útil en la lucha contra la erosión de suelos). Es longevo, puede llegar a vivir 300 años. Tiene una gran amplitud ecológica puesto que soporta grandes lluvias, periodos de sequía, inviernos rigurosos y veranos cálidos (Blanco et al, 1997). Habita en costas, valles, mesetas y montañas, y vive en todo tipo de sustratos, aunque prefiere áreas con suelos sueltos, arenosos y pobres en nutrientes (Ferreras, 1987; Blanco et al, 1997). Es una especie preferentemente silicícola, pero también es capaz de desarrollarse sobre sustratos calizos, como en Cuenca o en La Sagra-Alcaraz (Ferreras, 1987).

Puede llegar a tener una altura considerable de más de 40 metros, si las condiciones medioambientales lo permiten. Su tronco es áspero y de color oscuro, casi negro, salvo en los surcos de las grietas que son de un color rojizo o violáceo muy característico. En él suelen aparecen grumos de resina cuyas funciones son: intervenir en los procesos de cicatrización del árbol, la defensa ante la acción de insectos, e impedir que se originen burbujas en los vasos conductores de savia. Pero debido a que esta resina aún se emplea en la elaboración de barnices, adhesivos, goma de mascar… y tiene un gran valor en el mercado, el ser humano tiende a realizar cortes en el tronco para extraer la resina y poder recolectarla.

Las hojas del pino resinero, las acículas, son largas (mayores de 10 o 15 cm.), anchas, rígidas y de color verde oscuro. Las piñas son grandes y alargadas, y de color castaño brillante.

Para diferenciarlo del resto de los pinos de España se recomienda usar esta guía de pinos y robles de la península Ibérica pdf.

Piñas y tronco de pino resinero
Piñas y tronco de pino resinero. En la imagen superior izquierda se ve una piña de
pino resinero; en la imagen inferior izquierda se observan piñas de pino negral
trabajadas (o comidas) por animales; y en la imagen de la derecha se ve uno de los
métodos usados en la extracción de la resina. Fotografías de Alberto Díaz, 2012 y 2014.

El pino negral forma bosques puros, normalmente poco densos y con estratos arbustivos y herbáceos ricos en especies, y bosques mixtos con otros pinos (como pino silvestre, pino laricio, pino carrasco o pino piñonero), con los que suele entrar en contacto o mezclarse (Ferreras, 1987; Blanco et al, 1997). Tiende a competir con los alcornoques, los melojos y las encinas en el sur, y con los robles en el norte (sobretodo con Quercus robur, y en menor medida con Quercus faginea).

En el libro de “Los bosques Ibéricos” (Blanco et al, 1997) se diferencian cinco tipos de bosques de pino negral o resinero, teniendo en cuenta características edáficas y geomorfológicas:

- Pinares sobre dolomías del sector bético oriental: son bosques de pino negral abiertos, muy aclarados y con árboles de tamaño medio (aunque en pequeñas áreas existen bosquetes densos con árboles de gran tamaño). El sotobosque está formado por un matorral aclarado y rico en especies. Destacan la  bolaguilla o bufalaga (Thymelaea tartonraira), el cantueso (Lavandula stoechas), el romero (Rosmarinus officinalis), el jaguarzo negro (Cistus monspeliensis), el enebro de la miera (Juniperus oxycedrus)... (Blanco et al, 1997).

Estos tipos de bosques aparecen en las sierras de Segura, Cazorla, Tejeda, Almijara... En general, muestran un buen estado y ocupan una gran extensión, pero han sido perjudicados por la acción del ganado y los incendios (Blanco et al, 1997).

- Pinares sobre peridotitas del sector occidental malacitano: son bosques de pino negral, en general muy aclarados, y con árboles poco desarrollados, debido a la dureza del sustrato. En el cortejo de este bosque destacan las coscojas (Quercus coccifera), enebro de la miera (Juniperus oxycedrus), jara blanca (Halimium atriplicifolium), escobón prieto (Adenocarpus telonensis), Genista lanuginosa, Staehelina baetica... (Blanco et al, 1997).

El bosque más característico de este tipo de pinares es el de sierra Bermeja (Málaga).

- Pinares sobre rodenales: se desarrollan sobre areniscas rojas, en suelos pobres y con escaso desarrollo. Son formaciones aclaradas y pobres en especies, en donde los pinos suelen estar deformados o muestran un tamaño medio o pequeño. El sotobosque suele estar poco desarrollado, aunque en lugares óptimos alcanza una cierta densidad. Las especies más comunes de este pinar son: calluna (Calluna vulgaris), jaguarcillo (Halimium umbellatum), brezo (Erica scoparia), lavanda (Lavandula latifolia), cantueso (Lavandula stoechas), jara pringosa (Cistus ladanifer), aliaga o aulaga (Genista scorpius)... (Blanco et al, 1997). En algunas ocasiones (sobretodo en áreas subcontinentales), este tipo de pino se asocia con la sabina albar (Juniperus thurifera) formando verdaderos bosques mixtos (Blanco et al, 1997).

Los pinares sobre rodenales aparecen en el sistema Ibérico (en los alrededores de Albarracín, Cañete, Boniches, sierra de Valdemeca...) y en algunas sierras del levante peninsular como la sierra de Espadán, Calderona... (Blanco et al, 1997).

- Pinares sobre sustratos arenosos: se sitúan sobre arenas costeras, dunas y arenas de cuencas sedimentarias del interior de la península. Son similares a los pinares sobre arenas de pinos piñoneros (ver pinos piñoneros) tanto a nivel estructural como a nivel florístico. Son pinares poco densos y con un sotobosque pobre, en general, compuesto por especies psamófilas, es decir, plantas adaptadas a la arena (Blanco et al, 1997).

Existen buenos pinares de pino piñonero sobre arenas en el litoral de la Beiga portuguesa, en algunas costas gallegas, al sur de la cuenca media del Duero (en donde destacan los pinares de las cuencas del Cega, Eresma y Voltoya, en Segovia; y los bosques del Adaja, en Ávila), en los márgenes del Tiétar (Cáceres)... (Blanco et al, 1997).

El ejemplo más importante de este tipo de pinares se encuentra en la región de la Tierra de Pinares. Una gran masa de pinos resineros y piñoneros que ocupa parte del norte de la provincia de Segovia, el sur de la provincia de Valladolid y el este de Ávila, pero que ha sido muy manipulada por el ser humano para favorecer la explotación de la madera, la resina, los piñones... de estos árboles, y para controlar las arenas que cubren el suelo de este área.

Pinar de pino resinero en Sebúlcor
Pinar de pino resinero en Sebúlcor (Segovia), dentro del parque de las Hoces del río Duratón.
Fotografía de Alberto Díaz, 2007.
 
Pinar de pino resinero en Añe
Pinares de pino resinero sobre arenas, en Añe (Segovia).
En la base de los árboles (a ambos lados de los pinos) se pueden ver los cortes y
los recipientes con los que se recolecta la resina. Fotografías de Alberto Díaz, 2012.

- Pinares sobre granitos y rocas metamórficas: estos bosques de pino negral se sitúan en las montañas de la mitad occidental de la península Ibérica. Crean formaciones pequeñas, generalmente, en áreas abruptas, puesto que en estas áreas los pinos tienen que competir con las encinas, los alcornoques y los melojos (Blanco et al, 1997).

La estructura de estos pinares es la siguiente: el estrato arbóreo suele estar dominado por pinos negrales de gran tamaño (en bosques bien conservados), acompañados por algunos ejemplares de robles y otros pinos. El estrato arbustivo esta compuesto por jaras (Cistus laurifolius, C. ladanifer, C. salvifolius, C. monspeliensis), genistas (Genista falcata, G. florida), brecinas (Calluna vulgaris), madroños (Arbutus unedo), labiérnagos (Phillyrea angustifolia)... (Blanco et al, 1997).

Buenos ejemplos de este tipo de pinares se encuentran en la sierra de Bussaco, Roboredo y Bragança (en Portugal), en muchas montañas de Galicia (aunque la mayoría de estos pinares tienen un origen antrópico), en áreas del sistema Central occidental (sobretodo en Gredos), en Tabuyo del Monte (León)... (Blanco et al, 1997).

pinos resineros
 
Pinares resineros en Cadalso de los Vidrios
Pinares resineros sobre granitos, en la Peña de Cadalso de los Vidrios.
En este área, los pinos resineros comparten el espacio con los pinos piñoneros y algunas encinas.
Fotografías de Alberto Díaz, 2015.
 

A continuación se muestra una tabla con las especies que suelen aparecer en cualquier tipo de pinar de pino resinero:

Estratos

Especies

Árboles

El estrato arbóreo tiende a estar muy aclarado y puede ser casi monoespecíficos o mixto. Junto al pino resinero (Pinus pinaster) pueden aparecer otras especies de pinos (Pinus spp.), encinas (Quercus ilex), coscojas (Quercus coccifera), alcornoques (Quercus suber), sabinas (Juniperus thurifera y J. phoenica)...

Arbustos

El estrato arbustivo suele ser denso y rico en especies. Las especies más comunes son: cantueso (Lavandula stoechas), romero (Rosmarinus officinalis), jaras (Cistus laurifolius, C. ladanifer, C. salvifolius, C. monspeliensis), genistas (Genista falcata, G. florida, G. scorpius), enebros de la miera (Juniperus oxycedrus), jara blanca (Halimium atriplicifolium), jaguarcillo (Halimium umbellatum), escobón prieto (Adenocarpus telonensis), brezo (Erica scoparia), lavanda (Lavandula latifolia), codeso (Adenocarpus complicatus), quiruela (Erica umbellata)...

Hierbas

Las hierbas suelen aparecer en menor proporción. En general son comunes las especies heliófilas, en concreto, las gramíneas, como el berceo (Stipa gigantea) y el esparto (Stipa tenacissima).

Otros

Trepando y parasitando a los pinos, suele aparecer el muérdago (Viscum album). También suelen son comunes los líquenes y los hongos.

Principales especies de los pinares de pino resinero (Ferreras, 1987; Blanco et al, 1997).

 
Actualmente el pino negral esta ampliando su territorio gracias a las repoblaciones realizadas por el ser humano. Se ha plantado muchísimo en España debido a su gran capacidad de regeneración (Rubio, 1989; Blanco et al, 1997), su buena amplitud ecológica, su rápido crecimiento, su resina... De hecho, se ha empleado tanto en repoblación, que a veces ha sido plantado en áreas en donde no correspondía. Aún así también continúa ampliando su territorio de forma natural en la península (Blanco et al, 1997).
 
pinares resineros
Pinar resinero con algunos pinos piñoneros, en Cantalejo (Segovia).
Imagen del PNOA © Instituto Geográfico Nacional de España.
 
 
Continúa en la siguiente página con los bosques de pino salgareño...
 
 
biogeografia.netau.net

 

  flecha página flecha  

 

Alberto Díaz San Andrés (2011-2016), última actualización: junio de 2016. www.biogeografia.netau.net (versión 4.0)
 
 
Pino resinero de gran tamaño Pino resinero rodeado de castaños Piña de pino resinero Piñas de pino resinero trabajadas Extracción de la resina del pino Pinos resineros en Añe Pinar de pino resinero en Añe Pinares negrales en Cadalso Pinares resineros en la Peña de Cadalso