cabecera Página de FacebookEmail de Biogeografia
youtubegoogleplus
a
La tierra es insultada, y ofrece sus flores como respuesta (Rabindranath Tagore)
inicio
informacion

arte

google

WWW biogeografia

- Bibliografía
- Documentales
- Cine ecológico
- Revistas
- Páginas web
- Fotografía aérea
- Imágenes de satélite
- Cartografía
- Sist. de Inform. Geográfica
- Servidores WMS
 
espacios naturales
Picos de Europa desde Caín (León)
a

publicidad

Canal de YouTube

sciences of the ground

 
flores
 
Licencia de Creative Commons

 

TEMA 10.

GEOBOTÁNICA

 

10.7.1. BOSQUES EUROSIBERIANOS


Bosques de acebos (Ilex aquifolium):


El acebo (Ilex aquifolium) tiene una amplia distribución en Europa (principalmente en la región eurosiberiana o medioeuropea), aunque al sur, en torno a la región Mediterránea, aún mantiene algunas poblaciones, sobretodo en áreas con humedad alta, como en las laderas de las montañas (Ferreras, 1987; Blanco et al, 1997).

En la Península Ibérica aparece sobretodo en el norte, en áreas húmedas y no excesivamente frías. Se adapta muy bien a las temperaturas y las precipitaciones de los climas oceánicos, pero tiende a alejarse de áreas muy frías y/o continentales (Blanco et al, 1997). Edáficamente, se asienta sobre suelos ácidos, húmedos y con cierta profundidad (Blanco et al, 1997).

acebo
Ejemplar de acebo de gran altura.
La acebeda de Robregordo (Madrid, España). Fotografía de Alberto Díaz, 2015.
 
Sus características morfológicas son similares a las de las especies lauroides (típicas de climas subtropicales), a pesar de ser una especie adaptada a los climas templados y fríos (Blanco et al, 1997). Sus hojas son persistentes, lustrosas, planas, brillantes, de color verde oscuro y presentan normalmente varias espinas punzantes muy pequeñas, aunque a veces aparecen con el borde casi entero, con sólo uno o dos dientes (Ferreras, 1987). El acebo (como puede verse en las imágenes) presenta unas frutillas rojas (cuando están maduras), redondas y pequeñas, que son muy apreciadas por muchos animales, especialmente las aves.
 
hojas de acebo
A la izquierda: Hojas de acebo con fruto; a la derecha arriba: hojas de acebo con el borde
sin espinas; y a la derecha arriba: hojas de acebos con el borde con espinas.
Acebeda de Robregordo (Madrid, España). Fotografías de Alberto Díaz, 2015.
(Hacer click en las imágenes para ver en alta resoución)
 

El acebo se puede mostrar en forma de árbol o arbolillo (de hasta 14 metros) o en forma de arbusto. Vive aislado, en pequeños grupos, en pequeños bosquetes puros (acebedas), o de forma esporádica dentro de bosques de robles, hayas, pinos o encinas, y de forma ocasional, en algún bosque de ribera (Blanco et al, 1997). Puesto que , es normal que alrededor de cada

A continuación se muestran varias imágenes de la acebeda de Robregordo (Comunidad de Madrid) en la que esta especie domina estrato arbóreo junto con robles y otros árboles, e imágenes del pinar de pino silvestre de Rascafría (en Rascafría, Madrid), en donde aparecen algunos arbolillos de acebos formando parte del estrato subarbóreo o arbustivo del bosque.

acebos y robles
Varias imágenes de la acebeda de Robregordo (Madrid) en la que el acebo ha formado
un gran bosque junto con robles y otras especies. Fotografías de Alberto Díaz, 2015.
 
acebos en pinar
Imagen de un pinar de pino albar o silvestre situado cerca del arroyo de Valhondillo
(en Rascafría, Madrid). En la fotografia se aprecia que el estrato arbóreo está dominado por pinos
(Pinus sylvestris), en el subarbóreo y arbustivo aparecen ejemplares jóvenes de pinos y acebos
(en el centro) y el herbáceo esta cubierto de helechos y otras especies.
Fotografía de Alberto Díaz, 2015.
 

Aunque no es frecuente, en España existen bosques puros de esta especie  muy interesantes y relativamente grandes. Las acebedas tienden a establecerse en áreas especialmente óptimas para el acebo: en valles, vaguadas, pequeñas depresiones, cabeceras de río, laderas umbrosas...

Estas acebedas, tienden a ser muy densas, en ellas, las copas de los árboles suelen tocarse. En estos bosques es muy común ver que alrededor de cada acebo suela haber pequeñas plantas de la misma especie, puesto que este árbol es capaz de sacar renuevos desde el interior del tronco, y generar brotes de raíz y de cepa. El dosel arbóreo de las acebedas es prácticamente continuo y permanece a lo largo de todo el año, por ello, en el interior entra muy poca luz, y el sotobosque siempre es muy pobre (Blanco et al, 1997). Como se puede ver en las siguientes fotografías, las formaciones de acebos son muy características y peculiares.

exterior e interior de una acebeda
Exterior e interior de una acebeda.
Acebeda de Robregordo (Madrid). Fotografía de Alberto Díaz, 2015.
 

En las acebedas, el estrato arbóreo está dominado por acebos de 5 a 8 metros de altura. En los estratos inferiores aparecen muy pocas especies. No existen especies adaptadas a aprovechar pequeños periodos de luz, ni matas, ni un estrato herbáceo continuo, solamente aparecen especies perennes, umbrófilas y eurosiberianas, tales como la anémona de bosque o flor del viento (Anemone nemorosa), la Oxalis acetosella, la saxifraga (Saxifraga spathularis), la fresa silvestre (Fragaria vesca)... (Blanco et al, 1997).

Estratos

Especies de los bosques de acebos

Árboles

Los acebos (Ilex aquifolium) dominan este estrato.

Arbustos

No suelen aparecer especies de arbustos destacables. Los únicos arbustos suelen ser pequeñas matas de acebos.

Hierbas

No hay una gran variedad de especies. Puede aparecer alguna planta umbrófila y eurosiberiana como la anémona de bosque o flor del viento (Anemone nemorosa), la Oxalis acetosella, la saxifraga (Saxifraga spathularis), la sanícula (Sanicula europaea), la fresa silvestre (Fragaria vesca), la hierba del ermitaño (Geum sylvaticum)...

Principales especies de las acebedas (Blanco et al, 1997).

 
acebos jóvenes
Fotografía de unos acebos jóvenes. En el siguiente enlace se puede ver
otra imagen de ejemplares jóvenes de acebos.
Acebeda de Robregordo (Madrid). Fotografía de Alberto Díaz, 2015.
 

En España, es una especie protegida, debido a que su población se ha visto reducida en los últimos años. El acebo ha sido explotado como adorno navideño, como fuente de madera (pues su leña es resistente a la pudrición), como refugio para el ganado... Además sus poblaciones han sido eliminadas y modificadas, y es difícil (aunque no imposible) encontrar masas de acebos con un estado óptimo de conservación.

Aun así, actualmente, aún aparecen acebos en Galicia, la cordillera Cantábrica, Euskadi, los Pirineos (sobretodo en el Pirineo Navarro y en el Prepirineo), el Sistema Ibérico y la cordillera Costero-catalana. En el sur de la Península, las masas de acebos son mucho más escasas que en el norte, prácticamente sólo aparecen poblaciones dispersas y aisladas en el sistema Central, y en el sistema Penibético (Blanco et al, 1997). En la parte más al sur de la península solamente hay acebos en las áreas más frescas de la sierra del Aljibe, en Cádiz (Blanco et al, 1997).

Se pueden observar bosques de acebos bien conservados en puntos concretos de la Península Ibérica (según Blanco et al, 1997) en el Teixedo en Queixa (Ourense), en el Monte de Vara (Lugo), en el Puerto del Trayecto (León), en Cobertoira (en la Sierra de Gamonal, Asturias), en La Povada (Soria), en Gallinero (en la Sierra de Montesclaros, Segovia), en Prádena (Segovia), en el Barranco de Ramiscal (Portugal), en el Alto Bibey (Zamora), las Acebeas (en Cazorla, Jaén)...

A continuación, se muestra una imagen aérea de la acebeda de Robregordo, en Madrid (España).

acebeda
Acebeda (con robles) de Robregordo (Madrid).
Imagen del PNOA © Instituto Geográfico Nacional de España.
 
 
Continúa en la siguiente página con los bosques de laurel...
 
 
biogeografia.netau.net

 

  flecha página flecha  

 

Alberto Díaz San Andrés (2011-2016), última actualización: junio de 2016. www.biogeografia.netau.net (versión 4.0)
 
 
hojas de acebo con fruto hojas no espinosas hojas espinosas acebos y robles perfil de una acebeda bosque de acebos y robles exterior de una acebeda interior de una acebeda