cabecera Página de FacebookEmail de Biogeografia
youtubegoogleplus
a
La tierra es insultada, y ofrece sus flores como respuesta (Rabindranath Tagore)
inicio
informacion

arte

google

WWW biogeografia

- Bibliografía
- Documentales
- Cine ecológico
- Revistas
- Páginas web
- Fotografía aérea
- Imágenes de satélite
- Cartografía
- Sist. de Inform. Geográfica
- Servidores WMS
 
espacios naturales
Picos de Europa desde Caín (León)
a

publicidad

Canal de YouTube

sciences of the ground

 
flores
 
Licencia de Creative Commons

 

TEMA 10.

GEOBOTÁNICA

 

10.7.1. BOSQUES EUROSIBERIANOS


Bosques de tilos (Tilia spp.)
:


Existen dos especies de tilo en la península Ibérica: Tilia platyphyllos, que aparece en el norte de España y en el sistema Ibérico (en donde penetra por el sur hasta la Serranía de Cuenca); y Tilia cordata, que sólo se distribuye por el norte. Por lo tanto, ambas especies tienen una distribución eurosiberiana, puesto que ambas son especies estan muy adaptadas este ambiente (Blanco et al, 1997).

Ambos tilos son caducifolios y requieren mucha humedad. El tilo común o tilo de hoja grande (Tilia platyphyllos) se caracteriza por su gran tamaño (hasta 30 metros), su copa en forma piramidal, de color verde claro, y su corteza gris o grisácea que suele ser lisa en los ejemplares jóvenes y suele estar agrietada longitudinalmente en los árboles más viejos. El tilo silvestre, norteño o tilo de hoja pequeña (Tilia cordata) suele ser más bajo, normalmente crece unos 20 o 30 metros, su copa es amplia y regular, y su corteza tiene un color pardo o grisáceo (wikipedia, 2015).

El tilo común (Tilia platyphyllos) es más habitual en los bosques ibéricos que el tilo norteño (Tilia cordata), y se diferencia de éste porque sus hojas normalmente son más grandes. Las hojas del tilo común o tilo de hoja grande miden unos 6 o 12 centímetros y tienen forma orbicular u ovada, mientras que las hojas del tilo silvestre o tilo de hoja pequeña miden de 3 a 8 cm y tienen forma de corazón.

tilo (Tilia cordata)
Hojas y flores de tilo norteño (Tilia cordata). Fotografías de Alberto Díaz, 2016.
 

En general, los tilos no forman grandes bosques, salvo en algunos cañones calizos en donde pueden desarrollarse, al pie de los cantiles, grandes ejemplares. Normalmente suelen aparecer espontáneamente dentro muchos bosques caducifolios, siempre en ambientes húmedos o moderadamente húmedos (Blanco et al, 1997). Por lo tanto, en la península Ibérica, las principales formaciones se encuentran en cañones calizos de los Pirineos y de la cordillera Cantábrica.


Bosques de álamos (Populus tremula):


Los temblares o bosques de álamos o chopos temblón (Populus tremula) aparecen de forma muy dispersa en el norte de la península Ibérica, sobretodo en los Pirineos y en la cordillera Cantábrica. Prefieren suelos húmedos y desarrollados, y ambientes frescos. Suelen establecerse en vertientes, en laderas, cerca de formaciones de ribera... (Blanco et al, 1997).

De forma aislada, los chopos temblones suelen estar presenten en bosques mixtos (ver bosques mixtos eurosiberianos) con abedules, fresnos, avellanos...

En la Península Ibérica, las principales poblaciones de esta especie se encuentran (según Blanco et al, 1997) en Galicia, en los valles de algunos ríos, como el Sil, el Jares, el Bibey...; en algunas laderas y valles de los Pirineos; en muchos puntos dispersos de la cordillera Cantábrica; y en el Sistema Central, en donde destaca, en particular, el bosque de chopos y abedules del Puerto de Canencia, entre Miraflores de la Sierra y Canencia, en la comunidad de Madrid (ver bosques de abedul).


Avellanedas:


El avellano (Corylus avellana) es un árbol eurosiberiano, se distribuye por toda la península, pero principalmente en el norte. Prefiere ambientes húmedos, y suelos desarrollados, frescos y profundos, aunque también aparece, de forma aislada, en suelos poco evolucionados, en repisas rocosas calcáreas y en vertientes escarpadas (Blanco et al, 1997).

Históricamente, ha sido una especie favorecida por el ser humano por sus frutos y sus ramas (muy usadas en cestería), aunque es una especie que de forma natural se adapta muy bien al medio silvestre puesto que es un árbol flexible y muy tolerante a nivel climático y edáfico (Rubio, 1989).

Esta especie arbórea es singular puesto que no muestra la imagen típica de un árbol con un tronco y una copa, sino que de una cepa, suelen crecer varios ejes unidos.

Normalmente aparece de manera aislada, en pequeños grupos o en rodales, dentro de bosques donde dominan otras especies (en bosques mixtos, hayedos, tilares, tejedas, boques de ribera...). Pero, aún así, es un árbol capaz de crear formaciones puras, monoespecíficas, aunque muy pequeñas y de densidad variable (Blanco et al, 1997).

En la península Ibérica aparece en el norte, en algunos arroyos y ríos de Galicia (de manera natural, aunque también de forma artificial, originados por selección antrópica); en la cordillera Cantábrica; en varios valles y laderas de los Pirineos; en el Sistema Ibérico (en la sierra de Javalambre, al sur de la provincia de Teruel) y en el Sistema Central (Blanco et al, 1997).

En el sur de la península Ibérica, los avellanos son mucho menos frecuentes que en el norte. Aparecen de manera muy aislada en algunos puntos de Andalucía como en sierra Nevada y en Cazorla... En el sur de la península, el avellano debe refugiarse en valles profundos, frescos y muy húmedos. En esta zona, el cortejo florístico del avellano cambia radicalmente, y es sustituido por especies más mediterráneas (Blanco et al, 1997).

Avellanedas pirenaicas de montaña

Avellanedas béticas de valles frescos y profundos

Acer campestre, Sorbus aucuparia, Sorbus aria, Prunus padus, Prunus avium, Buxus sempervirens, Fraxinus excelsior, Viburnum lantana, Lonicera xylosteum, Populus tremula...

Acer opalus, Sorbus torminalis, Sorbus aria, Prunus spinosa, Taxus baccata, Ilex aquifolium, Fraxinus angustifolia, Viburnum tinus, Viburnum opulus...

Especies acompañantes de los avellanos en el norte y en el sur de la península Ibérica. Resumido de Blanco et al (1997).

El avellano también se cultiva en algunas zonas de la península. En particular, destacan los cultivos de Girona y el Camp de Tarragona (Blanco et al, 1997).

Avellano
Hoja y flor (marchita) de avellano. Fotografías de Alberto Díaz, 2016.
 
 
Continúa en la siguiente página con los castaños...
 
 
 
biogeografia.netau.net

 

  flecha página flecha  

 

Alberto Díaz San Andrés (2011-2016), última actualización: junio de 2016. www.biogeografia.netau.net (versión 4.0)
 
 
Hojas de avellano Hojas y flor (marchita) de avellano Hojas de tilo Hojas y flores de tilo